Buscar este blog

Cargando...

miércoles, 28 de marzo de 2012

¿POR QUÉ ESTALLÓ LA REVOLUCIÓN DE MAYO DE 1810?


En la clase de Ciencias Sociales de esta semana vimos que un hecho histórico no ocurre así no más porque sí, sino que es la consecuencia de otros hechos históricos que directa o indirectamente están relacionados con aquél. Tal es el caso de la Revolución de Mayo de 1810. Para que los criollos de Buenos Aires de aquella época se llegaran a plantear la necesidad de liberarse de España, tuvieron que darse previamente una serie de condiciones políticas, económicas y sociales. No ocurrió de manera espontánea ni de un día para el otro. Muchas causas determinaron que la gente se reuniera frente al Cabildo aquella mañana otoñal. Por ahora analizaremos sólo tres: la Revolución Industrial, la Revolución Francesa y las invasiones inglesas de 1806 y 1807.


La Revolución Industrial
James Watt

A lo largo del siglo XVIII ocurrió en Inglaterra una serie de transformaciones sociales, tecnológicas, económicas y culturales a partir de una ingeniosa invención: la máquina de vapor.

En 1774 James Watt perfeccionó una máquina creada a principios de ese siglo, la cual cambió radicalmente la forma de trabajar. Los pequeños talleres en los que se ocupaban pocas personas dieron paso a grandes fábricas donde se producía mayor cantidad de productos (la industria textil fue la más beneficiada) a menor costo.

Máquina de vapor perfeccionada por Watt


En poco tiempo, Inglaterra produjo más mercadería de la que los mismos ingleses estaban dispuestos a comprar por lo que comenzaron a tener un excedente de producción. Por tal motivo, los británicos comenzaron a vender sus productos por el mundo.
Con la Revolución Industrial surgieron las grandes ciudades

Ahora bien, ¿los colonos españoles en América podían comprar estos productos que les ofrecía Inglaterra? Pues, lamentablemente no. No podían hacerlo porque España había impuesto un monopolio comercial (los comerciantes americanos sólo podían comprar y vender a la metrópoli). Esto produjo el descontento entre los colonos porque era difícil conseguir ciertos productos, en la mayoría de los casos tenían que esperar meses para recibir la mercadería pedida a la península ibérica y, por supuesto, los precios eran elevados.

Esta situación favoreció el contrabando: los ingleses ingresaban sus productos a través del Río de la Plata y el delta del Paraná.

Este tema nos lleva a las invasiones inglesas al Río de la Plata, pero mejor pongamos aquí un punto y aparte. Volveremos sobre este tema un poco más abajo.

En clase vimos un video del programa Horizontes Ciencias Sociales del Canal Encuentro. Si querés volver a verlo, hacé clic aquí.


La Revolución Francesa

Luis XVI
El pueblo francés de fines de siglo XVIII estaba sumido en la miseria, excepto la nobleza que -al igual que los nobles de todos los tiempos- vivía en medio de un lujo extraordinario.

Una serie de guerras y malas cosechas habían llevado la ruina a Francia; además, el rey Luis XVI creaba más impuestos que sólo la gente común debía pagar ya que los nobles estaban exceptuados.

Barón de Montesquieu
Estos «ingredientes» se sumaron a las nuevas ideas filosóficas de la época. Los intelectuales se oponían al absolutismo; es decir, al poder absoluto que ejercían los reyes sin respetar los derechos de la gente.

Estos pensadores sostenían la idea de soberanía popular, según la cual el poder reside en el pueblo, y es el mismo pueblo el que le otorga ese poder al rey para que gobierne en beneficio de todos. Consideraban que, si el rey no cumplía con esta obligación, el pueblo tenía derecho a destronarlo.

Proclama francesa sobre la libertad, la igualdad y la fraternidad
El pensador Charles de Secondat, barón de Montesquieu, propuso un sistema para evitar los abusos de poder, un sistema que perdura hasta nuestros días: la división de poderes del Estado (ejecutivo, legislativo y judicial).

El gran enojo del pueblo por el desgobierno del rey Luis XVI fue tal que el 14 de julio de 1789 atacó la Bastilla, una fortaleza convertida en la cárcel más importante de París. La Bastilla estaba llena de presos políticos y para la gente simbolizaba los abusos de poder de la realeza francesa. Así, liberaron a los presos, tomaron las armas y más tarde derrocaron al rey.


La toma de la prisión de la Bastilla significó el fin del régimen absolutista en Francia


«La Libertad guiando al pueblo», óleo de 1830 de Eugène Delacroix que simboliza una nueva era: la de las masas luchando contra la opresión de los tiranos

Ahora bien, ¿por qué la Revolución Francesa influyó en las colonias españolas de América? Básicamente, por dos motivos:
Napoleón Bonaparte, Emperador de los franceses

  1. La Revolución Francesa difundió las ideas de igualdad, libertad y fraternidad entre todos los hombres (sin importar si eran nobles o no) y el derecho de los ciudadanos a elegir a sus gobernantes. Vale decir que ya no aceptaban a la monarquía como forma de gobierno en la que una persona cede el poder a un heredero, de manera perpetua.
  2. Más tarde, Francia entró en guerra con otros Estados europeos. En este sentido, el general Napoleón Bonaparte (que había nacido en Córcega, con el nombre de Napoleone di Buonaparte, cuando la isla aún pertenecía a la República de Génova) jugó un papel importante pues en 1807 invadió España, lo cual provocó grandes cambios políticos y administrativos que influyeron en las colonias españolas en América.

Si querés volver a ver el video de History Channel referido a la Revolución Francesa que vimos en clase, hacé clic aquí.



Las invasiones inglesas

A principios del siglo XIX Inglaterra estaba en guerra con España y Francia, lo cual la perjudicaba económicamente puesto que el conflicto le impedía vender las mercaderías que producían sus grandes fábricas movidas por las máquinas de vapor.

Napoleón Bonaparte, ahora proclamado Emperador de los franceses, había prohibido el comercio de los puertos europeos con Inglaterra. Por este motivo, Inglaterra comenzó a realizar acciones militares en diversos lugares para asegurar su comercio. Así, y aprovechando que España estaba en guerra con Francia, decidió atacar Buenos Aires esencialmente por estos motivos:

  1. Quería ingresar en esta región las mercaderías que producían sus industrias (en especial la industria textil).
  2. Además quería llevarse materia prima (maderas, cueros, sal, etc.) y minerales.
  3. Pretendía establecer un puerto seguro para los buques mercantes que viajaban al océano Pacífico por Tierra del Fuego.

En 1806 y 1807 distintas expediciones inglesas desembarcaron cerca de Buenos Aires pero en ambas ocasiones fueron rechazados por los criollos, quienes se organizaron militarmente.

En el tiempo que estuvieron en la capital del virreinato del Río de la Plata establecieron el libre comercio, lo que benefició a los comerciantes de la región. El libre comercio produjo que muchas personas comenzaran a reclamar el fin del monopolio comercial impuesto por los españoles.

Además, el hecho de que la población hubiera podido expulsar a los ingleses, sin la ayuda de un ejército español, provocó que los porteños pensaran que había llegado el momento de separase de España. Al fin y al cabo, los criollos, solos, habían podido organizarse y hacerle frente a un ejército profesional y muy bien equipado, como el inglés.

9 comentarios:

  1. me sirvio mucho gracias jejjeje

    ResponderEliminar
  2. excelente este blog...no lo conocia....

    ResponderEliminar
  3. gracias ma ayudo mucho

    ResponderEliminar
  4. Me encanto todo,re lindo que se yo pero es una falta de respeto decirle a los españoles "COLONOS" para amigacho!

    ResponderEliminar
  5. Estimado Anónimo de las 14:09:

    Los españoles colonizaron América desde fines del siglo XV hasta principios del siglo XIX (al menos en lo que hoy conocemos como República Argentina). Pero, ¿qué es una colonia? Una colonia es un territorio conquistado por una nación en el que las personas van a vivir, a comerciar, a evangelizar, etc. Pues justamente eso fue el virreinato del Río de la Plata: una parte de un gran Estado mundial (el primero que ocupó todos los continentes) que se llamó Imperio Español. Por lo tanto, un español que se iba a vivir a los dominios del Rey -situados en África, Asia, Oceanía o venía a nuestras tierras americanas-, era llamado «colono». Así que, «amigacho», no es un insulto. Eso es lo que eran. ;)

    Me alegra saber que te gustó la información que leíste. Un afectuoso saludo para vos.

    ResponderEliminar
  6. la verdad me servio de mucho jajaja

    ResponderEliminar
  7. muy bueno, y muy bien explicado, me sirvio para darme cuenta de por que se hacian algunas cosas.

    ResponderEliminar
  8. Iamoni_66, gracias por tu comentario. Me alegra que te haya sido útil esta información.

    Saludos.

    ResponderEliminar